Super Nintendo: mi consola favorita

0
218
Super Nintendo: mi consola favorita 6

A principios de los noventa mis amigos le habían jurado lealtad a Sega y siempre me peleaba con ellos por defender mi legendaria consola de 16 bits. Estaba seguro de que Nintendo era mejor, aunque aun no sabía por qué…

“¡Tiene más colores!”, gritaba sin saber a qué me refería. “Sí, pero no tiene a Sonic”, respondían mis amigos. Me superaban en número y creían firmemente que ese erizo azul era lo mejor de los videojuegos modernos. Regresaba a casa, derrotado, pero cuando enchufaba mi consola y jugaba Super Metroid, recordaba que tenía razón.

Años después, se demostró que tenía razón. No cabe duda de que Sega Genesis era una consola increíble. Tenía más poder que SNES, pero Nintendo era superior en todo lo demás. Quizá haya titubeado en mi opinión durante mi adolescencia pero, a fin de cuentas, la evidencia habla por sí misma.

Resulta que estaba en lo correcto cuando dije lo de los colores. Saga Genesis tenía una paleta de 512 colores y sólo podía mostrar 62 en la pantalla al mismo tiempo; SNES tenía una paleta de más de 32 mil y podía mostrar hasta 256 de forma simultánea. Por eso los juegos de Genesis se ven apagados y oscuros. Por el contrario, los juegos de SNES son como una explosión de color.

También hay que considerar el chip de sonido de Super nintendo, el S-SMP, diseñado por KenKutaragi, el creador de PlayStation. La música que genera este cuadrito de silicón sigue siendo increíble y producía un sonido único que el chip YM2612 de Genesis nunca pudo igualar.

Otra cosa en la que SNES supera a Genesis es en su capacidad de girar, doblar, rotar y hacer capas de pixeles para crear un efecto 3D. Algunos videojuegos, como F-zero utilizaban un sistema de procesamiento gráfico llamado Modo 7 para crear la ilusión de que el jugador iba conduciendo a través de una pista tridimensional. Con esa tecnología, era imposible que la consola de Sega superara a SNES.

Por no hablar del chip Super FX. Este chip hacía que los juegos como Star Fox y Stunt Race FX tuvieran gráficos 3D más reales, muy primitivos para los estándares actuales pero muy innovadores en esa época.

No podemos olvidar los controles, cuya influencia aún se percibe hoy en día. Tanto el control de PS4 como el de Xbox One tienen el ADN de SNES. SNES fue la primera consola que incluyó los botones L y R, que ya son un estándar en la industria

Sin embargo, lo que definió a Super Nintendo fue la calidad de sus juegos. La tecnología no sirve de nada si los juegos son malos, y SNES tiene un catalogo de juegos asombroso e inigualable.

Conclusiones

Cuando escribí esto, me sentí otra vez como el niño que defendía con toda su fuerza a SNES. Pero ya no es necesario porque ahora tengo a la historia de mi lado. Esta consola no sólo definió mi experiencia con los videojuegos; fue innovadora en todo aspecto, estableció las reglas para las futuras generaciones de consolas y le demostró a Sega que la potencia no lo es todo.
En definitiva la batalla la ganó Super Nintendo, pero ojo, no por ello dejo de jugar y amar la megadrive y echarme mis partiditas (el comix zone es mi juego preferido) y de vez en cuando sigo jugandola.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here