Push-over

0
30
Push-over 5

Push-Over es un juego programado por Red Rat Software y distribuido por Ocean para Super Nintendo, Amiga, Atari ST y MS-DOS en 1992. La versión de Super Nintendo salió en ese mismo año en el mercado europeo en forma de un divertido juego tipo puzzle que en lugar de centrarse en colocar piezas o juntar colores como un Tetris o un Columns en esta ocasión le toca el turno a piezas de dominó y donde primea más el ingenio y la inteligencia que la habilidad.

El juego apareció en Super Nintendo en versiones:   

Análisis Push-over

Push-over 1Push-over nos va a dar muchísimos quebraderos de cabeza para terminar sus 100 puzzles algunos lógicos y otros no tanto como iremos descubriendo. Es un juego que apareció en multitud de sistemas domésticos como Amiga y Atari ST, pero en consolas solo salió para Super Nintendo, con ligeros cambios en la estructura de algunas pantallas pero prácticamente idéntico a su versión original.

100 rebuscados puzzles a cada cual más complicado  para ir encontrando los billetes que un militar llamado Capitán Rata, ha ido perdiendo conforme en su maniobra por la colina de las hormigas. Cada 10 fases recogeremos un buen montón de billetes que G.I. Ant disparará al capitán mientras este se frota las manos de satisfacción.

La melodía de la introducción aparecerá cada una de las veces que superemos un puzzle, pero no es realmente una música pesada, más bien alegre y divertida.

Nuestro personaje es capaz de transportar fichas, subirlas a cuestas por las escaleras, dejarlas caer, etc. Hay 10 tipos de fichas y cada una tiene unas característica, por lo que la reacción de cada una será diferente. Desde las simples amarillas, hasta las cruzadas (retrasan la caída), las ascendentes (que vuelan tras recibir un impacto) o las explosivas, que crean un agujero bajo ellas, habremos de usarlas todas combinando la reacción de cada una con los elementos del decorado.

Conclusión

Pushover tiene el honor de haber sido el creador de lo que podría haberse convertido en un sub-género dentro de los juegos de puzzle. Pero, a pesar de que las ideas eran muy creativas y originales, el juego no tuvo demasiado éxito, arrollado por otros clásicos como Lemmings. El problema tal vez fuese que la mecánica es demasiado complicada partiendo de un concepto relativamente sencillo.

Como curiosidad decir que la traducción al español del manual de instrucciones es increíblemente mala. No hay demasiado texto, pero aun así este parece traducido por un niño de 5 años.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here