Plok

0
102
Plok 1

Plok para Super Nintendo se trata de un plataformas tradicional, con vistosos y sobre todo coloridos escenarios en los cuales controlábamos a nuestro simpático Plok. Originalidad, simpatía, grandes dosis de humor, unido a una gran jugabilidad, una multitud de puzles en los cuales se nos pedía sacrificar algunas de nuestras extremidades, y unos enemigos tan ocurrentes como divertidos, resumen un cartucho que es digno de disfrutarlo de principio a fin, sabiendo que una aventura muy muy larga.

El juego apareció en Super Nintendo en versiones:   

Análisis Plok

Los gráficos de Plok son muy coloridos y llamativos, quizás demasiado, ya que a algunas personas les puede dar la sensación de estar poco elaborados por su aparente simpleza, o que el juego es muy infantil o fácil, y la verdad, ni lo uno ni lo otro.  Además del destacable colorido, resaltaría también el diseño de los personajes que son muy originales.

Los escenarios son coloridos, agradables y muy variados entre sí, aunque algunos suelen repetirse, también vale la pena mencionar la parte en la que manejamos al abuelo de Plok, donde el juego tendrá un tono blanco y negro imitando una película antigua.

Los efectos de sonido son bastante buenos, quizás no sean lo más destacable del juego, pero están bien. Las músicas ofrecen mucha variedad desde el tema principal (con Plok tocando la harmónica) a melodías alegres en los primeros mundos, otras más tensas en los últimos y una genial música de batalla contra los jefes que empezará con una malvada risa.

El juego tiene más de 30 niveles para completar, divididos en 4 mundos (Cotton Island, Akrillic, Legacy Island y Flea Pit). Los primeros niveles son lineales y sencillos, pero en cuanto continuemos avanzando veremos que es un juego difícil, que requiere mucha habilidad, ingenio y paciencia.

Conclusión

Plok se convirtió por méritos propios en un videojuego de plataformas de sobresaliente, entretenido, variado y redondo como pocos, con el pecado de ser lanzado junto a otras grandes producciones que hicieron que muchos usuarios vieran en él un plataformas “de esos con otra sosa mascota” y que con el pasar de los años ha ido siendo reconocido como lo que es: un plataformas sobresaliente, que cayó injustamente en un olvido.

Una obra maestra olvidada, que encandiló al propio Miyamoto, y sobra la cual pesa una segura tristeza por parte de todos aquellos talentosos programadores, diseñadores y músicos que hoy queremos recordar, ya que hicieron algo grande, muy grande. ¡Gracias a todos ellos!

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here