Super Mario Bros 3: la joya de los 8 bits

0
410
Super Mario Bros 3: la joya de los 8 bits 9

Super Mario Bros 3: la joya de los 8 bits es el último videojuego de plataformas de la franquicia Mario para la consola Nintendo Entertainment System. Salió a la venta el 23 de octubre de 1988 en Japón y el 12 de febrero de 1989 en Estados Unidos.

El juego apareció en versiones:   

La saga de Super Mario Bros es, sin duda alguna, una de las mejores exponentes del género de plataformas que nos llenó de títulos excepcionales, cuando muchos de nosotros dábamos nuestros primeros pasos en esto de los videojuegos.

Siguiendo el legado heredado de sus dos entregas anteriores (en Japón fueron tres, incluyendo “Super Mario Bros: The Lost Levels” que sería publicado posteriormente en Europa y América), esta tercera parte nos lleva nuevamente de la mano de Mario y su hermano Luigi en su aventura a lo largo de ocho mundos genialmente concebidos mientras vamos liberando a los monarcas del Reino Champiñón, que han sido secuestrados por los hijos de Bowser.

Hablando de su guión, no presenta mayores novedades o variaciones a lo que ya habíamos visto antes, pero serían sus otros apartados los que convertirían a SMB 3 en una joyita para disfrutarla de principio a fin.

La historia

El argumento de la saga Super Mario es simple desde sus orígenes. Bowser, el malvado rey Koopa, captura a la princesa tratando de hacerse con el control del Reino Champiñón.

Pero Mario siempre acude al rescate de la joven damisela y la saca del apuro. Porque en definitiva, esta saga se caracteriza por su simpleza argumental que releva todo el protagonismo a una jugabilidad que tiende a rozar la perfección.

No en vano, ha sido una de las características por las que esta franquicia ha sido siempre un referente con prácticamente todos sus títulos, desde el mítico Super Mario Bros. original hasta el magnífico Super Mario 64, pasando por títulos como Super Mario World o el juego que tratamos en esta crítica, Super Mario Bros. 3.

Los Mapas

Otra característica fundamental que sería recurrente a partir de esta entrega son los mapas del mundo, que nos mostraban una perspectiva de lo que nos esperaba en el mundo en el que nos encontrábamos, y que nos permitían determinar el camino a seguir hasta llegar a la fortaleza final para poder avanzar al siguiente.

Con la introducción de esta mejora, el juego fue dotado de una nueva característica: la no linealidad, y es que este pequeño mapa cambió muchísimo la forma en la que se jugaba, pues por primera vez teníamos la posibilidad de ser nosotros los que decidamos la ruta que queríamos seguir, dejando atrás la secuencia lineal y predeterminada de niveles que vimos en títulos pasados.

Cada uno de los mundos que explorábamos contaba con una ambientación distintiva, pues teníamos el mundo del desierto, el de hielo, el mundo acuático y por supuesto, el que más recuerdo: el mundo gigante, donde nos enfrentábamos a versiones gigantescas de los ya clásicos enemigos.

Análisis Super Mario Bros 3: la joya de los 8 bits

Este juego cuenta con una paleta muy variada y vivaracha de 16 bits, todo lo de que se pueda decir es poco en el aspecto gráfico es simplemente la obra maestra de los 8 bits.Su apartado sonoro se merece un especial reconocimiento ya que es extraordinario y todos los que hemos jugado aún tenemos en el recuerdo sus maravillosas melodias. Estas melodías nunca envejecen por más que pasen el tiempo, sencillas a la vez que muy acertadas.

La jugabilidad es sencilla mente exquisita, la variedad de elementos, sus mapas, no hay palabras para definirlo, acabaré aquí el análisis diciendo simplemente: obra maestra.

Juegos de la Saga

Conclusión

Jugar a SMB 3 fue realmente una gran experiencia, pues juntaba tantos elementos genialmente diseñados, que se acoplaban muy bien entre sí, para entregarnos un título que cambió para mejor todo lo que se había visto antes en plataformas.

Estábamos ante un título extenso, muy complicado por momentos y con fases realmente muy bien construidas, que suponían un verdadero reto al jugador. Al ser un título de desarrollo no lineal, tenía muchísimas posibilidades para ser rejugado, para explorar una a una cada una de sus fases y descubrir la gran cantidad de secretos que escondía. Incluso hoy en día es un juego que se sigue disfrutando tanto como el primer día, una verdadera obra maestra del videojuego que se ha ganado un puesto entre los más grandes de la historia de los videojuegos.

Lo mejor:

  • Bastante largo
  • Gran variedad de power-ups
  • Excelente jugabilidad y rejugabilidad
  • Apartado sonoro y visual extraordinario

Contras:

  • Quizá la dificultad exagerada de los niveles finales del juego
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here