Snake’s Revenge

0
109
Snake's Revenge 8

Tres años después de la exitosa salida de Metal Gear para NES, elevando la cifra de venta más allá del millón de unidades y siendo un éxito rotundo en el mercado estadounidense, Nintendo (y la gran comunidad de usuarios de la NES) pidieron a Konami una secuela de las aventuras de Solid Snake, el Snake’s Revenge.

Konami de nuevo pidió a Kojima que programase una secuela del exitoso juego, pero éste volvió a negarse en rotundo. Las excusas, aunque nunca fueron perfectamente esclarecidas, van por el mismo camino que hubo con la anterior conversión. La obstinación de Hideo Kojima en hacer sus juegos enfocados a las plataformas que él quería ver.

El juego apareció en versiones:   

Esta vez el famoso director tenía los derechos de autor de la franquicia “Metal Gear” y gracias a que se hizo fuerte dentro de Konami, no quedó más remedio que volver a hacer la misma estrategia que con la conversión del Metal Gear original.

De nuevo un estudio japonés (que casualmente gran parte del staff trabajó en el increíble Castlevania 3: Dracula´s Curse de NES) junto a Ultragames hicieron el juego “bajo pedido” que querían en Norteamérica aunque esta vez el resultado fue Snake´s Revenge, un “hijo bastardo” que Kojima ni siquiera permitió que apareciese el nombre “Metal Gear” en portada como si fuese un gancho publicitario.

Análisis Snake’s Revenge

La trama del juego habla de que una nación hostil se ha hecho con los restos del Metal Gear que quedaba de Outer Heaven y planean reconstruirlo para así dominar el mundo gracias a su capacidad de atacar con misiles balísticos nucleares.

Para erradicar la amenaza se manda al Teniente Solid Snake junto a Nick “La Bomba” Myer, un experto en explosivos de los marines, y a John Turner, un oficial de inteligencia naval especializado en el espionaje y la infiltración.

La operación se denominaría “Operation 747” y comenzaría mediante un asalto frontal (se supone que sería una infiltración nocturna pasando desapercibido) en medio de una jungla hasta llegar a la base enemiga. A partir de aquí comienza un juego que no apuesta por el sigilo en casi ningún momento sino por una acción desmedida.

Los giros argumentales son totalmente predecibles. La aparición estelar de Jennifer (del primer Metal Gear) tampoco ayuda demasiado, haciendo un rol típico de “chica sabelotodo”. La aparición de un supuesto Big Boss que nunca sabremos perfectamente si era él o no, puesto que el malo maloso del Metal Gear 1 de NES era un tal Vermon Cataffi, resulta que en el Snake´s Revenge pasa a llamarse Higharolla Kockamamie (clara referencia a Ruhollah Khomeini) por lo que nunca sabremos exactamente contra quién pelearemos al finalizar el juego.

Otro cambio radical que sufre el juego son las fases con scroll lateral. Aunque en teoría debería primar el sigilo en éstas, en realidad parecen estar enfocadas al 101% a la acción. Tendremos que mover a Snake por zonas llenas de enemigos y trampas que deberemos sortear. En ellas también podremos reptar, bucear y saltar.

Una interesante acción que podemos realizar es la de interrogar enemigos con una máquina de la verdad. Cada vez que interroguemos a uno éste se sumará al contador de “soldados rescatados” para que podamos promocionar más rápidamente. Una idea que Kojima recogió para Metal Gear Solid 3.

El aspecto gráfico del juego, aunque no es descuidado del todo, peca de carencia de scroll al igual que pasaba en el Metal Gear original.

Snake's Revenge 7

Juegos de la Saga

Conclusión

En definitiva. No es un Metal Gear, ni siquiera aparece como tal en el título, fue simplemente un juego que trató de aprovecharse del tirón de la franquicia, dándonos algo que poco o nada tenía que ver con su precuela de NES, menos aún con la precuela de MSX, y sobretodo, nada que ver con Metal Gear 2: Solid Snake, como podréis comprobar.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here