Hammerin Harry: el hombre del mazo

0
304
Hammerin Harry: el hombre del mazo 5

Hammerin´Harry apareció en el año 1990 para hacer las delicias de los más jugones de la época. Este juego mantenía la acción de la vieja escuela lo que lo hacia muy atractivo a los ojos de aquellos que aun éramos uno niños y veíamos mucho mas allá de la carcasa de una recreativa de bar. Como curiosidad comentar que este juego salió en Europa y Asia pero no en América.

El juego apareció en versiones: 

La historia

El argumento de Hammerin’ Harry contaba como a nuestro protagonista, un obrero típico nipón, le era derribada su casa por una malvada compañía de construcción y como, armado de su mazo, iba en busca de venganza.

Durante seis fases, Gen (el nombre del personaje) tenía que ir acabando con los enemigos a mazazos hasta llegar al fin de nivel y al enfrentamiento con el acostumbrado jefe final de fase.

Un argumento al menos original; aquí no tenemos que salvar a nuestra querida amada o a la princesa de turno, sino que tenemos que vengar el derribo de nuestra casa, con lo que ello conlleva. Imaginaros la situación: un martillo se nos quedaría bastante corto a nosotros.

Análisis Hammerin Harry: el hombre del mazo

Nuestro fuel ayudante durante todo el juego y la caracteristica principal de este título es el martillo, el cual no solo nos servirá como objeto con el que golpear si no que dispondrá de unas habilidades que nos ayudaran en nuestro camino.

Estas habilidades van desde usar el martillo a modo de escudo para protegernos de los objetos que nos lanzan los operarios de esta constructora hasta una especie de magia la cual es usada con una secuencia de botones que hacen que golpeemos el suelo generando un pequeño terremoto que aturdirá a los enemigos.

Cada fase de Hammerin´Harry esta plagada de objetos como cajas, ladrillos, tuberías, sacos de cemento los cuales podremos golpear para ser lanzados contra los enemigos. En cierta fase deberemos golpear unas tuberías para que caigan al agua y usarlas como plataforma para seguir avanzando.

La jugabilidad no tenía ningún misterio. No existían complejas combinaciones. El joystick de control y dos botones eran más que suficientes para el juego. No había magias ni movimientos especiales. Un botón era el dedicado al salto del personaje y otro para atacar. Simple, pero muy efectivo.

El control respondía a la perfección, aunque había que tener mucho cuidado, ya que tampoco había barra de energía y con tan solo un golpe se perdía la vida. Nada de segundas oportunidades. Con las pocas oportunidades que nos daba Hammerin’ Harry había que intentar finalizar las seis fases, algo que se complicaba de sobremanera a partir de la mitad hacia delante del juego.

Conclusión

La verdad es que cada vez que hago un recordatorio de estos juegos se me vienen otros mil juegos con los que pase horas delante de la pantalla de aquellos salones o bares de esos años. Y recuerdo aquellos sonidos clásicos de cada recreativa ¿Quién no recuerda el hadoken de Street Fighter? Bueno hammerin´Harry tenia otros sonidos que me marcaron, este no era otro que el que daba salida a nuestra aventura en el caso de Hammerin Harry era “LET´S GET BUSSY!”, ¿lo recordáis? xD.

Muchos de vosotros pensareis ¿merece la pena jugar este juego? Mi respuesta es un rotundo si, se que no esta a la altura gráficamente de los títulos modernos ni falta que hace. Sigo pensando que es un juego extremadamente divertido que merece la pena ser jugado y mucho más si nunca lo jugaste.

Resumen
Fecha
Elemento
Hammerin Harry
Nota
51star1star1star1star1star
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here