Disney’s Duck Tales

0
226
Disney's Duck Tales 8

En 1989 nace Disney’s Duck Tales para la Nes basado en la serie de animación de Disney y desarrollado y distribuido por Capcom, que introdujo a este cartucho ideas de sus juegos como la no linealidad al seleccionar el escenario, el jefe final al terminar el mismo y la melodía que sonaba tras derrotarlo

Patoaventuras o “Ducktales”, esa serie añorada de principios de los 90 tuvo dos versiones en nuestra añorada Nintendo de 8 bits.

Su desarrollo corrió a cargo de Capcom, como la gran mayoría de juegos de Disney de la época y como fue habitual, estamos ante un gran juego donde destacan muchísimas virtudes. Comenzamos el análisis.

El juego apareció en versiones:   

Los Mundos

En el menú principal podemos seleccionar 5 escenarios diferentes: Las amazonas, Transylvania, las minas Africanas, el Himalaya y la Luna.

En  cada escenario te desplazas tanto lateralmente como verticalmente (scroll lateral y vertical) y cada uno se caracteriza por diversas características.

Amazonas. Es el escenario más lineal de los cinco y en donde te enfrentarás a los animales y peligros que puedes encontrar en una jungla, desde gorilas, serpientes, plantas carnívoras, abejas, cavernícolas… y al final del escenario te espera un jefe final en forma de Tótem.

Transylvania. Es un castillo donde hay paredes que se atraviesan, espejos que te teletransportan, acompañados de enemigos como momias, fantasmas, esqueletos de patos que se mueven y para finalizar, como boss, una bruja.

Minas Africanas. La primera vez que accedas te dicen que necesitas una llave que se obtiene en Transylvania. Una vez accedas a ella, podrás explorar las minas donde encontrarás murciélagos, arañas, gusanos… y al final del escenario te esperará como jefe de nivel un topo.

Himalaya. Escenario donde debes saltar en el momento preciso ya que te puedes quedar atrapado en la nieve. Además, es muy resbaladizo. Enemigos como arañas, conejos, cabras saltarinas te harán la vida imposible y al final del nivel te espera un Yeti.

La luna. Lugar mágico acompañado con una banda sonora espectacular donde debes buscar ítems dentro de una nave espacial mientras acabas con extraterrestres, robots, pulpos… para luego salir de la nave y utilizar los objetos para salir del escenario combatiendo al final del nivel con una rata gigante.

Análisis Disney’s Duck Tales

Los controles son bastante sencillos, al igual que la mayoría de juegos de consolas de 8 bits.

Con un botón saltamos y con el otro, manteniéndo pulsado atacamos utilizando el bastón, el cual es nuestra única arma durante toda la aventura, con ella podemos saltar más alto, derrotar enemigos, atravesar pinchos sin que nos hagan daños o incluso romper determinados bloques de piedra. Aunque al principio puede resultar molesto mantener pulsado el botón de ataque, al final el control resulta bastante ágil y preciso.

Los escenarios son coloridos y bastante bien detallados para ser de una consola de 8 bits, el personaje y los aliados están muy bien recreados, el control del personaje es correcto, la dificultad es asequible, acercándose a fácil, pero todo esto no reflejaría la grandeza del cartucho si no fuese por su banda sonora.

Esas cinco increíbles melodías, las cuales se te clavan en la memoria y no puedes dejar de tararear, con especial mención al escenario de The Moon.

La culpa de este apartado la tiene Yoshihiro Sakaguchi, compositor de Capcom, quien ha participado en múltiples juegos como Mega Man, Street Fighter, Final Fight o Breath of Fire entre otros.

La Saga

Conclusión

Ducktales es uno de los 10 mejores juegos de Nes sin lugar a dudas, e incluso podríamos ponerlo en el top 5 de los mejores juegos de la consola, pero por pequeños detalles como su duración y las excesivas ayudas hacen que el juego sea bastante asequible. A pesar de ello, es un excelente juego que no te arrepentirás de jugar y en el que la diversión está garantizada.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here