Retro Duo Portable V2.0

0
206
Retro Duo Portable V2.0 1

Retro Duo Portable V2.0 se trata de una versión portátil de su consola de sobremesa Retro-Duo, que junta en un único dispositivo la posibilidad de ejecutar juegos de NES y Super NES. La consola además permite jugar a juegos de Megadrive utilizando un adaptador (RetroGen) de venta separada.

Está claro que la mayoría jugadores retro coincidimos en un punto: No hay nada como la experiencia original. Por tanto, cualquier cosa que no sea un hardware fabricado por el fabricante original en su momento pierde mucho atractivo por el simple hecho de ser… en fin, una copia.

Porque las copias nunca son exactas. Si quieres la experiencia original debes usar hardware original, mandos originales, juegos originales y si es posible incluso televisores CRT. Cualquier cosa que se salga de eso te da una experiencia más o menos próxima a la original pero nunca 100% auténtica. Dicho esto, hay que reconocer que entre la oferta actual de consolas clónicas hay algunas que merecen, como poco, un vistazo. La RDP es una de ellas.

El paquete básico de Retro-Duo Portable  incluye un stand para poner la consola en vertical, un adaptador necesario para usar juegos de NES, otro que permite conectar mandos de SNES originales (o third party), un cable AV para conectar la consola a la tele y el pertinente adaptador de corriente. La verdad, un paquete muy completo, donde sólo se echan en falta los controladores adicionales que sí incluía la primera versión y que ahora deben comprarse por separado. En mi caso ya tengo controladores de SNES originales, así que tengo todo lo necesario para usar la RDP como consola de sobremesa. Porque, sí, conectándola a la televisión tienes una consola de sobremesa con algunas salvedades. Yo sólo la he conectado una vez para hacer la prueba, y el resultado en cuanto a imagen me pareció muy bueno. Nada que objetar. Y es importante decir que los mandos originales funcionan con el adaptador perfectamente, sin ningún tipo de retardo.

Review y primeras impresiones

La consola en sí tiene materiales más que aceptables. Quizá no son del nivel que tendría una consola first party, pero no están lejos. Parece robusta y es agradable al tacto. Los botones y la cruceta tienen también buen tacto. Los botones L y R son quizá los peor parados por su posicionamiento delante del cartucho, pero se pueden usar perfectamente. No suponen un problema (a no ser que uses auriculares, cosa de la que hablaré más adelante). Todo ello alrededor de una pantalla generosa (3,5 pulgadas) que permite disfrutar de cualquier juego en condiciones.

Lo mejor:
– Pantalla con buen contraste y sin efecto ghost destacable.
– Buenos materiales.
– Sensaciones de consola “de verdad”.
– Ligera.
– El adaptador para NES
– Muy buena compatibilidad, incluyendo los juegos con chip FX
– El uso como consola de sobremesa con controladores originales es un punto a favor.

Lo peor:
– Con diferencia, el problema en el slot que hace que los juegos se cuelguen.
– NTSC. Muchos juegos PAL dan problemas.
– La cruceta se hace un lío con las diagonales.
– El sonido en juegos de NES distorsiona ligeramente.
– Posibles pixeles muertos en la pantalla.
– El adaptador para Megadrive se vende por separado.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here